Jueves, julio 27, 2017
REFLEXIÓN

0 914

<<En mi corazón he guardado tus dichos,

para no pecar contra ti>>

salmo 119: 11

TRAGICAMENTE, el Próximo Oriente viene siendo el semillero de arenas ardientes de algunos de los mayores conflictos y enfrentamientos del mundo. Pero nunca ha habido un enfrentamiento en el desierto como el que estamos a punto de presenciar.

La figura solitaria se mueve en la luz cegadora del sol del desierto. Extendido ante el, bajo el fuego abrasador, hay un gran trecho de tierra cuarteada y arrugada. Pardo y estéril, no ofrece para su solaz ni un solo árbol ni una sola hoja solitaria. La solitaria figura avanza con dificultad, con los labios cuarteados y resecos, con los ojos enrojecidos y cansados, con la cara quemada por el sol y batida por el viento. Y aquí no hay nada con lo que apagar su sed polvorienta, nada con lo que saciar el hambre que lo carcome. Así que se da la vuelta. Vuelve a la sombra sofocante del promontorio rocoso de aquella ladera, al sitio en el que ha estado orando estas casi seis semanas sin alimento. Hace cuarenta días, los cielos habían sido rasgados con un rayo de luz y el eco de una Voz que declaro que el empapado candidato bautismal era el amado Hijo de Dios. Ahora la voz de Dios no parece mas que el espejismo de un recuerdo lejano cuando el Hombre solitario sufre solo en el fuego del desierto.

De repente, otra voz rompe la calma caliente y opresiva. El Hombre gira sobre si para dar la cara al intruso. ¡Que comedia de contrastes es el retrato de estos dos seres! Uno con el rostro demacrado y ojeroso, con los ojos hundidos, con los pómulos saltones como una foto en blanco y negó del Holocausto. Pero el otro rostro (terso, limpio, noble, orgulloso) como si estuviese bañado en un resplandor celestial. Antagonistas, ambos están inmersos en una guerra que sigue siendo galáctica. El ángel impostor, que es el rebelde caído, es el primero en hablar: <<Si eres el Hijo de Dios, ordena a estas piedras que se conviertan en pan>> (Mat. 4:3,NVI).

El Demacrado se pasa lentamente la lengua seca sobre los labios salados y cuarteados. Lo cierto es que no solo tenia el poder divino al alcance de su mano (tenia el poder divino en su mano), porque es Dios hecho carne, y con una sola orden podría, ciertamente, convertir aquel suelo rocoso en una panadería. Pero respondió y dijo: <<Escrito esta…>> (vers. 4).

Tres veces el enemigo del cielo y de la humanidad bombardeara al debilitado salvador en el suelo de ese desierto. Y tres veces con solo dos palabras Jesús lo hará retroceder. <<Escrito esta>>.

Pero, ¿cómo saber que esta escrito en la Palabra si no se memoriza en el corazón?

0 1054

<<Lámpara es a mis pies tu palabra

y lumbrera a mi camino>>.

Salmo 119: 105

TODO EL MUNDO ha oído hablar de El código Da Vinci, ese superventas desbocado que, en aras del entretenimiento y la ganancia, dio gato por liebre con una ficción histriónica no demostrada. Pero hace muchísimo tiempo que muchos nos prestan gran atención al código <<davídico>> del salmo 119, el poema y capitulo mas largo de las Escrituras, un indómito canto de amor a la Palabra de Dios. Pero, ¿te gustaría saber que distingue a nuestro Libro sagrado de otros libros sagrados del mundo?

La Biblia desbanca a todos los demás libros sagrados. He entresacado tres pruebas fundamentales de esto del libro de James MacDonald God Wrote a Book. Prueba 1, externa. La Biblia es excelsa como literatura y esta muy por encima de todas las demás obras literarias humanas de toda la historia. Es preeminente en circulación, habiendo sido leída por mas personas en mas idiomas que ningún otro libro de la historia. Ahora esta traducida a cuatrocientos idiomas, con porciones en dos mil quinientas lenguas. Recientemente la organización Gedeones Internacionales venia entregando una media de un millón de Biblias por semana, ¡o 113 ejemplares por minuto!. La Biblia es preeminente en influencia. Se han escrito mas libros sobre la Biblia que sobre ningún otro tema, y mas autores han citado de la Biblia que de ninguna otra fuente.

La evidencia externa adicional incluye la conservación de la Biblia. Ha habido gente que ha dedicado su vida a destruir la Palabra de Dios. Ningún otro libro ha sido tan quemado, prohibido o proscrito como la Biblia. Voltaire, famoso incrédulo francés, predijo que el cristianismo quedaría destruido en menos de un siglo tras terminar su propia vida, y que la Biblia solo podría hallarse en un museo. Hoy se puede encontrar a Voltaire solo en un museo y la Biblia sigue siendo el libro que con mayor rapidez se vende en el mundo.

Algunos alegan que el Libro, sencillamente, es demasiado viejo como para ser fiable. ¿De verdad? Hoy tenemos mas de cinco mil seiscientos manuscritos antiguos del Nuevo Testamento en griego, diez mil manuscritos latinos y nueve mil trescientas versiones antiguas: un total de casi veinticinco mil manuscritos antiguos de la Biblia. El documento siguiente copiado con mas frecuencia es la Ilíada de Homero, con 643 manuscritos. ¡La Biblia supera a homero en casi cuarenta veces! ¿Quieres pruebas arqueológicas de la veracidad de la Biblia? Simplemente vete a la red mundial e internet en Google las palabras <<Biblia>> y <<arqueología>>.

Cuando David dice en su canto que la Palabra de Dios es como una fulgurante lumbrera que alumbra en la oscuridad, no esta ensalzando una obra de ficción. La evidencia es, sencillamente, demasiado irresistible. Por ello, ¡que entre la luz!

0 945

<<José tenía muy buen físico y era muy atractivo. Después de algún tiempo,

las esposa de su patrón empezó a echarle el ojo y le propuso:

“Acuéstate conmigo”>>. Géminis 39: 6, 7, NVI.

MALCOLM MUGGERIDGE, celebre periodista ingles, escribió en una ocasión: <<Hoy la gente tiene el sexo en la mente, lo cual, si uno se pone a pensarlo, es un lugar extraño para tener sexo>>. Pero la cultura de hoy está saturada por completo de él. Estados Unidos tiene sexo en la cabeza de los medios de comunicación las veinticuatro horas del día. En la ciudad, en el campo, en el espacio exterior, en el ciberespacio, el sexo está casi en todas partes.

Está incluso en la Biblia. Nuestro texto de hoy está tomado de uno de los mayores relatos sobre el sexo en toda la Sagrada Escritura. Todo el mundo conoce la historia de José y el intento de seducción por parte de la esposa de Potifar del viril joven esclavo al servicio de su marido. No creas que sus perfumadas insinuaciones amorosas no fueron una tentación para José. Podrían haber sido su billete para la libertad. Pero recuerda que <<Acuéstate conmigo>> siempre requiere dos revolcones: revolcarte con ella y luego revolcar en el suelo la verdad ocultando el asunto.

La respuesta de José es la línea más crítica de la trama y la línea más importante que hay que memorizar en la batalla de uno contra la tentación sexual: <<¿Cómo podría yo cometer tal maldad y pecar así contra Dios?>> (vers. 9, NVI). No contra Potifar, con contra ella, ni siquiera contra si mismo: el pecado de la tentación sexual es siempre contra Dios.

Pasa igual con la pornografía, la mayor homicida moral del mundo actual. Esta asesina que no discrimina a nadie hace presa de hombres y mujeres de todo tipo. Su insidiosa accesibilidad telemática, su anonimato y su asequibilidad (<<las tres aes del cibersexo>>) no admite supervivientes. ¡He oído a hombres adultos llorar por las intensidad su adicción sexual! ¿Qué puede evitarle a uno la misma angustia? La contestación se encuentra en las respuestas radicalmente apuestas de José y David a la misma tentación sexual: José huyo, David se regodeo en ello. Y en eso escriba la fatal diferencia. Mata el <<ratón>>, cierra la computadora, apaga el DVD, bájate del automóvil, sal de la oficina, quítate del teléfono, tira la revista. ¡Y echa a correr! Huye como si tu vida dependiera de ello, porque depende. <<Invócame en el día de la angustia; te librare y tu me honraras>> (Sal. 50:15). Hay un Dios que puede librarte de la tentación, de la adicción. Habiendo resistido la batalla sexual cuando estuvo aquí, Cristo promete que tu puedes ser verdaderamente libre (Juan 8:36). ¿Demasiado tarde para ti? ¡No lo es! <<¡Crea en mi , Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mi!>> (Sal. 51: 10). <<Lávame y seré mas blanco que la nieve>> (vers. 7). Gracias al Calvario, como David, puedes llegar a ser una nueva criatura, nuevamente limpia y pura.

0 1011

<<(El amor) no guarda rencor; no se goza de la injusticia,

sino que se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree,

todo lo espera, todo lo soporta. El amor

nunca deja de ser>>. 1 Corintios 13:5-8

CON UN CUARTO DE SIGLO como consejero matrimonial a la espalda, Willard Harley afirma que la necesidad numero tres que ha oído mencionada con mas asiduidad por parte de las esposas es la sinceridad y la franqueza. Harley dice a los esposos: <<Tu compañera debería conocerte mejor que cualquier otra persona del mundo>>. Sin embargo, a no ser que abramos nuestro corazón, señores, ella nunca nos conocerá. <<Una percepción de seguridad es el brillante hilo de oro entretejido en las cinco necesidades básicas de una mujer, si un esposo no mantiene una comunicación sincera y abierta con su esposa, socava la confianza y acaba destruyendo la seguridad de ella>> (p.91).

¿La necesidad numero tres para los maridos? Una esposa atractiva. Eso <<simplemente quiere decir que tu aspecto hace que alguien se sienta bien>>. Obviamente, la belleza es algo mas hondo que la piel, pero la atracción física es, a menudo, lo que prendió la primera llama. Y aunque los maridos tienen necesidades emocionales mas importantes que su necesidad de una esposa atractiva, Harley da este consejo: <<Ella debería parecer a la mujer con la que el se caso>> (p.108). La necesidad numero cuatro de ella es la seguridad económica, y la de él el apoyo en el hogar. En la economía de hoy la mayoría de los hogares necesitan dos sueldos, pero Harley sugiere que las esposas prefieren que el presupuesto familiar se base únicamente en el sueldo del marido. Ella puede decidir trabajar, o tener que hacerlo, pero recurre a su esposo en busca de seguridad económica, mientras que, para el, es una fuente de seguridad que ella sea la administradora domestica de su vida, su familia, su casa y su hogar. Esta claro que los matrimonios mas resistentes y felices son una asociación abrazada por ambos en todos los frentes que comparten.

La necesidad numero cinco de la esposa: el compromiso familiar. Es la novena ley de Harley sobre el matrimonio: el mejor esposo es un buen padre. Hacer las cosas juntos: las comidas, el culto, la iglesia, las salidas, los paseos en bicicleta, la playa, los juegos de mesa, los eventos deportivos, los cuentos para antes de dormir los niños. Los proyectos de la familia, etcétera. La cantidad saca una ligera ventaja a la calidad en este frente. ¡Hay que pasar tiempo juntos! ¿Y la necesidad numero cinco del esposo? La admiración. <<Las biografías de los grandes hombres lo demuestran, y las vidas de todos los hombres lo manifiestan: Un hombre sencillamente se crece ante la admiración de una mujer>> (p. 158). ¿Por qué hacerle una critica demoledora en publico o en privado? Tu esposo llega a ser lo que tu, mujer, hagas con el. <<Como yo os he amado, que también os améis unos a otros>> (Juan 13: 34). Cuando un hombre y una mujer prometen amarse tal como Dios los ha amado, ¡tenemos los ingredientes de una historia de amor que durara por siempre!

0 942

<<El a mor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidias;

el amor no es jactancioso, no se envanece,

no hace nada indebido, no busca lo suyo,

no se irrita, no guarda rencor>>.

1 Corintios 13: 4,5

UNA VEZ KAREN Y YO decidimos predicar un sermón juntos, al final de una serie dedicada a la vida conyugal. Todo predicador sabe que su cónyuge toma apuntes cuando el tema es el matrimonio. Alguien me envió una viñeta de un pastor y su esposa volviendo a casa después del oficio religioso en la iglesia, subidos en su automóvil. Ella esta mirando garbosamente por la ventana, con el brazo apoyado sobre el asiento del automóvil, una imagen de despreocupación. El esta agarrado al volante, con la corbata aflojada, mirando al frente con enfado, con consternación en todo su semblante. Habla el: <<¿Te has parado a pensar cuanto mas efectivo habría sido mi sermón si no hubieses gritado “¡Ja”?>>. Por eso sabia yo que teníamos que predicar aquel sermón juntos. Compartimos cinco secretos sacados de un libro que ha sido una inmensa bendición para nosotros: His Needs, Her Needs: Building an Affair-proof Marriage, de Willard F. Harley,Jr. Considera tu mismo estas cinco necesidades prioritarias en la comunidad del matrimonio.

  • Harley identifica la necesidad numero uno de una esposa: el efecto. <<Cuando un esposo muestra afecto a su esposa, le envía los siguientes mensajes: te cuidare y te protegeré. Eres importante para mi, y no quiero que pase nada. Me preocupan los problemas a los que te enfrentas, y estoy contigo. Creo que has hecho un buen trabajo y estoy orgulloso de ti>> (p.33). he leído que la relación mutua de una pareja los primeros cuatro minutos de la mañana y de la noche marcan la agenda de todo su tiempo juntos.
  • La necesidad numero uno de un esposo, según Harley: la satisfacción sexual. No es ninguna sorpresa: los hombres somos criaturas sexuales. ¡Lee el Pentateuco! <<Cuando un hombre escoge a una esposa, promete serle fiel de por vida. Esto significa que el cree que su esposa será su única pareja sexual “hasta que la muerte nos separe”. El adquiere este compromiso porque confía en que ella este interesada sexualmente en el como el lo esta de ella>> (p.43).
  • Basándose en años de atención a parejas, Harley identifica las necesidades numero dos como la conversación para la esposa y la compañía recreativa para el esposo. Hablar y jugar el uno con el otro. Así nos cortejamos, así nos conservamos el uno al otro. No hay que ser de la NASA para entender estas listas de Harley. Es el amor ataviado en ropa de andar por casa, celebrando el don divino de tu amiga mas intima.

0 1006

<<Yo os envió al profeta Elías antes que venga el día de Jehová, grande y terrible.

El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos

Hacia los padres, no sea que yo venga y castigue la tierra con maldiciones>>.

Malaquías 4: 5,6

HUBO UNA FAMILIA que se quedo fuera de nuestra reseña de ayer de las <<primeras familias>>. Y aunque podría sonar sacrificio aun sugerirlo, la familia en la que creció nuestro Señor precisa ser sometida al mismo escrutinio que dimos a las demás. ¿Qué calificación en forma de letra darías a Jesús y su madre, María; a su padrastro, José; y a sus hermanastros y hermanastras? Después de todo, ¿no se consideraría que eran la <<primera familia>> suprema?

Tras el inicio de su ministerio, cuando Jesús volvió a Nazaret, población en la que había residuos, los vecinos cuchicheaban entre si: <<¿No es este el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas?>> (Mar. 6:3). ¿Eran estos los hijos y las hijas de José y María? Podríamos concluir que si, si no fuera por el hecho de que, cuando agonizaba, Jesús encomendó el cuidado de su madre a Juan, su discípulo as cercano (ver Juan 19: 26,27). Si María hubiera tenido otros hijos, no habido necesidad alguna de tomar medidas para que fuera atendida con cariño. Así que podemos concluir por el relato del evangelio que José tuvo hijos de un matrimonio anterior antes de que el, viudo de mas edad, y su joven prometida se unieran en santo matrimonio.

Entonces, ¿cómo eran las cosas en el hogar de la niñez de nuestros Señor? ¿Padres amantes? Si. ¿Hermanos felices? Quizá no. La forma altanera y mandona en que los hermanastros mayores de Jesús lo trataron de adulto es una clave tremendamente significativa de cómo deben de haberlo tratado de muchacho (ver Juan 7: 3-5; Mar. 3:31-35). <<Sus hermanos sentían que la influencia de (Jesús) contrarrestaba fuertemente la suya. Poseía un tacto que ninguno de ellos tenia ni deseaba tener. (…) siendo mayores que Jesús, les parecía que el debía estar sometido a sus dictados. (…) Con frecuencia le amenazaban y trataban de intimidarle (…). Ellos sentían celos de el y manifestaban la incredulidad y el desprecio mas decididos>> (El deseado de todas las gentes, cap. 9, pp. 69,70).

¡Asombroso! A Dios le toco elegir a su propia familia que eligió tenia un talón de Aquiles como la nuestra: era vulnerable y débil en la medula de la mas sagrada y contractual de todas las relaciones. Así que, si Dios los eligió a ellos, sin duda puede elegirnos también a nosotros. ¿Para ser infelices por siempre? No. Dios sueña con sanar a nuestras familias aquí aun antes de que nos unamos a su familia de lo alto (Mal. 4:6).

0 1011

<<En la fe murieron todos estos sin haber recibido

lo prometido, sino mirándolo de lejos, creyéndolo

y saludándolo, y confesando que eran extranjeros

y peregrinos sobre la tierra>>. Hebreos 11:13

¿NO TE GUSTARIA QUE viviésemos en <<los buenos tiempos de antaño>>, cuando los padres eran amantes, los hijos obedientes y las familias felices? ¿Qué te parece si hacemos un inventario de los hogares modélicos entre las grandes <<primeras familias>> de la historia sagrada? Para ayudarnos a descubrir las familias modelo, démosles calificaciones en forma de letra: A para modélica/ideal, C para promedio y F para suspenso. Allá vamos.

Adán y Eva. Todos queremos darles una A por ser nuestros valientes progenitores, pero ni siquiera un hogar perfecto puede impedirte que metas la pata, ¿Verdad? C. ¿Qué tal Caín y Abel? Eso seria una enorme F. Ahí no había armonía entre hermanos. ¿Y las familias anteriores al diluvio? Caín huyo de casa, Lamec introdujo la poligamia, a Enoc le fue bien, pero los matrimonios mixtos de los linajes de los fieles y los rebeldes causo el desmoronamiento de la sociedad: C o F o un valor intermedio para todo su árbol genealógico. Noé, su señora y sus chicos. Un final vergonzoso para la familia, pero seamos generosos: C (vale, vale: B).

Abraham y Sara. Una pareja feliz sin hijos, pero mintieron a sus vecinos para mantener contento al maridito. Después, la debacle de Agar fue una autentica chapuza, ¿no crees? Un esposo y padre, dos esposas y madres y un par de hermanastros malcriados. Una nota benévola habría sido C, ¿no? ¿Fueron Isaac y Rebeca mejores? Parecían felices, ciertamente, aunque tampoco tenían descendencia, y también eran mentirosos. Y echaron a perder el don divino de los gemelos Esaú y Jacob eligiendo favoritos. A partir de ahí todo fue cuesta abajo. ¿Las calificaciones? C para los padres y una F para la rivalidad entre hermanos. ¿Fue mejor el caso de Jacob y sus esposas hermanas Lea y Raquel, dos concubinas y doce hijos varones, uno de los cuales se acostó con una de las esposas de Jacob y diez de los cuales exacerbaron el conflicto intestino hasta profundidades vergonzosas al vender a su medio hermano como esclavo? ¿La nota para Jacob y compañía? F. Solo he podido encontrar un matrimonio sin tacha: José y Asenat. ¡Démosles una A!

¿<<Los buenos tiempos de antaño>>?. ¡Estarás de broma! La comunidad de los elegidos estuvo en una situación de debacle familiar desde el comienzo. ¡Si la desgracia compartida es menos sentida, deberíamos estar todos felices! Porque es una buena noticia: el dios de los elegidos nos toma tal como somos: disfuncionales, vulnerables y débiles; y nos ama a pesar de todo y sigue guiándonos, y a nuestras familias deshechas, hasta que alcancemos la tierra prometida.

0 951

<<Al atardecer de aquel primer día de la semana, estando reunidos

los discípulos a puerta cerrada por temor a los judíos, entro Jesús y,

poniéndose en medio de ellos, los saludo. “¡La paz sea con ustedes!”.

Dicho esto, les mostro las manos y el costado. Al ver al Señor,

Los discípulos se alegraron>>. Juan 20:19,20, NVI

¡QUIEN SABE CUANTAS barras y candados habrán puesto en aquella puerta del aposento alto los discípulos, presa del pánico! Una cosa es segura: No estaban reunidos para una celebración de adoración por todo lo alto. Las puertas están cerradas <<por temor a los judíos>>. Los once están absolutamente convencidos de que las mismas autoridades que ejecutaron a su Maestro el viernes andan ahora con sabuesos siguiéndoles la pista. Las puertas están cerradas y las contraventanas echadas.

Pero, ¡aleluya!, la gran verdad de la tumba vacía es invencible: ¡Ni todas las cerraduras maestras del mundo pueden impedir la entrada del maestro! Porque ahí esta, de pie en medio de ellos, boquiabiertos, el Muerto ahora resucitado. Y el ambiente se estremece. ¿Cómo reaccionarias tu si alguien que supieras que estaba muerto apareciese de repente a tu lado? <<Paz a vosotros>>. Jesús sonríe con un gesto de las manos que invita a acercarse. Pero nadie se mueve ni respira. Los discípulos están helados. <<Miren, ¡soy yo!>>. Jesús se sube las mangas y echa a un lado su manto, dejando al descubierto las manos, el costado y los pies. A plena vista están las heridas del calvario, aun feas, con costra. Cuando por fin se abre paso esa gloriosa realidad a través de su estupor y su parálisis, el aposento alto prorrumpe en un gozo de no poder creérselo, en adoración y gratitud. ¡Jesús esta vivo!

Pero que esto es algo mas que un programa de domingo de noche se pone de manifiesto cuando Jesús pronuncia estas provocadoras palabras: <<Reciban el Espíritu santo. A quienes les perdonen sus pecados, les serán perdonados; a quienes no se los perdonen, no les serán perdonados>> (Juan 20:22,23,NVI). Demasiado a menudos hemos pasado deprisa estas palabras, dejando que nuestro rechazo protestante de la confesión nos distraiga de la fascinante enseñanza de Cristo. Porque en una sola frase declara el nacimiento de una comunidad de resurrección: una comunidad que resucita y restaura; una comunidad que restaura y perdona. Por eso, en el relato de Juan hay realmente dos resurrecciones. Por que hay alguien mas en el aposento alto que ya ha experimentado mi muertes. Y, a no ser que también el resucite, la incipiente iglesia que funda Cristo nunca llegara tan siquiera a convertirse en comunidad.

Da que pensar: ¿Podría haber también una resurrección aguardando en tu iglesia?

0 1098

<<PAnimense y edifíquense

unos a otros, tal como

lo vienen haciendo>>.

1 Tesalonicenses 5: 11, NVI

TERMINEMOS NUESTRAS reflexiones sobre <<porches delanteros>> y <<mutualismo>> con el testimonio personal de Rob Thomas que mi amiga Kay Kuzma compartió en su devocional La buena vida.

<<El suicidio de mi madre me destrozo. Mi primera reacción fue de estupor, después de negación, mas tarde de enojo: “¿Cómo ha podido hacerme esto?”. Luego llego la culpa: “Por que no hice yo algo mas”. Cuestione el papel de Dios en el sufrimiento de mi madre (ella era maniacodepresiva), y en su decisión de terminar con su vida. Ciegamente, no veía mas que dos opciones: 1. Dios no había cumplido su promesa de no dejar que mi madre fuera tentada mas allá de los que ella pudiese soportar (1 Cor. 10:13). 2. Mama simplemente erro. O Dios, i mi madre se había equivocado, y esta conclusión casi destruyo mi relación con Dios.

>>Durante dos años realmente luche con mi vida espiritual. En retrospectiva, me parece que fue una combinación de mi vida espiritual mas bien estéril antes de la muerte de mama, su suicidio y las interrogantes que surgieron en mi mente sobre el papel de Dios en nuestras vidas, así como el hecho de asistir a una iglesia grande e impersonal donde no había nadie que me escuchara, me animare y reforzara en mi la verdad de que Dios nos ama y es Satanás el que destruye. Me da vergüenza decir que casi renegué de Dios. Seguí asistiendo a la iglesia, pero en realidad lo hacia por los niños, pues no quería que ellos crecieran sin ir a la iglesia por mi culpa.

>>Antes de tomar la decisión final de dejar a Dios, me propuse investigar un poco mas. Leí un libro de Philip Yancey, Where is God When it Hurts? (¿Dónde esta Dios cuando duele?), que realmente me ayudo a ver todo lo bueno que siempre tengo a mi disposición. Comenzamos a asistir a una iglesia con pocos miembros donde participe y encontré amistades que me aceptaron incondicionalmente, también asistía a sesiones de terapia.

>>Durante los últimos cinco años he vuelto a renacer espiritualmente. He sido beneficiado por cuatro grupos pequeños, un grupo secular de recuperación y tres grupos espirituales. Mi vida devocional y de oración ha sido mas significativa y he participado mucho mas en la iglesia. Ha sido maravilloso, ¡algo así como mi propia resurrección espiritual! Me pregunto por que me llevo tanto tiempo ¡treinta malgastados y dolorosos años! Reconectarme con Dios>> (p.206).

0 1055

<<La multitud de los que habían creído

era de un corazón y un alma>>.

Hechos 4: 32

EN CASO DE QUE sigas preguntándote sobre el valor de desarrollar una comunidad espiritual y social dentro de nuestra comunidad de fe, considera este estudio de los moonies (miembros de la Iglesia de la Unificación del reverendo Sun Myung Moon). Rodney Stark documenta las fascinantes conclusiones del estudio en su libro The Rise of Christianity. Allá a comienzos de las décadas de los sesenta el y John Lofland se convirtieron en los primeros científicos sociales en observar a la gente convertirse a un nuevo movimiento religioso.

Tras cientos de entrevistas con los moonies, los investigadores observaron que las conversaciones a la fe de Moon era similares a las conversaciones al cristianismo en el siglo I; concretamente, la conversión se producía ante una intensa desaprobación de los no miembros (es decir, la familia, los amigos). Las conversiones duraderas eran aquellas en las que <<los lazos interpersonales con los miembros (de la nueva comunidad) pesaban mas que sus lazos con los miembros>> (p.17). Es decir, el fuerte apego dentro de la nueva comunidad de fe impide que los nuevos miembros vuelvan a sus apegos anteriores. <<El apego ocupa un papel central en la conversión y, por lo tanto, esa conversión tiende a realizarse siguiendo redes sociales formadas por lazos interpersonales>> (p.18). Así, Stark concluye: <<La base del éxito de los movimientos que buscan conversiones es el desarrollo por medio de redes sociales, a través de una estructura de lazos interpersonales directos e íntimos>> (p.20).

La esencia de lo dicho es ineludible, ¿no crees? Uno de los factores significativos del tremendo crecimiento de la iglesia primitiva fue su brillante hincapié, obviamente dirigido por el Espíritu, en la edificación de pequeños grupos de <<porche delantero>> dentro del movimiento. No fue el único factor, pero, según demuestra la investigación de Stark con los moonies, fue un factor muy estratégico.

Resulta que no necesitamos a los moonies para concluir que los apegos interpersonales siempre han sido la fuerza y la estrategia de Dios en la edificación de la comunidad en la tierra. Las historias al principio del libro de Hechos y del adventismo primitivo son relatos tejidos con el fuerte hilo de comunidades interpersonales de grupos pequeños. Dado el aislamiento de la vida y la sociedad actuales en cubículos, ¿puedes pensar en un memento mas critico para que tu y yo acojamos el consejo de <<Uno que no puede entrar>>?

Noticias al azar

0 37
MORELIA. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) trasladó este martes a 18 policías de Tingambato y 27 de Ziracuaretiro, a la Procuraduría General de...