Miércoles, febrero 21, 2018
SOS COSTA GRANDE

0 9

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Mientras que los partidos políticos sufren sus propios cataclismos, frente a una clase política voraz y convenenciera, los desastres naturales no paran en el país. Increíble que a cinco meses de aquel fatídico septiembre de 2017, cuando nuestro país registró dos terremotos de alta magnitud, primero en Chiapas y luego en Puebla, la nación este frente a otro movimiento telúrico superior a los 7 grados, ahora en Oaxaca.

El sur del país se está movimiento peligrosamente, y los sismólogos y científicos, mucho menos en el gobierno, no alcanzan a explicar por qué razón en los últimos diez años ha estado incrementándose la sismicidad de todo el mundo, pero especialmente en México.

Comparativamente hablando, en 1990 este país tenía unos 60 sismos al año, contando los de mediana magnitud, menores de 5 grados generalmente. El sismo de 1985 era apenas un punto de referencia para afinar los protocolos de protección civil, pero todo como mero trámite. Para 2017, la sismicidad aumentó a 30 mil movimientos en el año, cifra récord y que resulta escalofriante.

En septiembre pasado, algo comenzó a manifestarse, y ya es imposible de ocultar. ¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué se están moviendo tanto las placas tectónicas? ¿Por qué está temblando donde nunca temblaba?

Es un hecho que no sólo está temblando más en nuestro país, sino que los sismos son cada vez más intensos. Se nos ha dicho que el país está ubicado en el “anillo de fuego”, que abarca los litorales del pacífico, en ambos lados del mundo, y que incluye no sólo diversas fallas tectónicas, sino múltiples y peligrosos volcanes.

Pero, ¿por qué está despertando el anillo de fuego? ¿Cuál es la razón que dan los científicos al respecto? La mala noticia para todos es que no hay explicación alguna; si acaso notitas que poco a poco van dibujando una realidad de catástrofe inminente, como nunca antes.

Para colmo, entrando 2018, lejos de disminuir la sismicidad se ha incrementado en la zona del Anillo de Fuego, algo que ha encendido las alarmas de la ONU y otros países.

Por ejemplo, en enero, un volcán hizo erupción en Filipinas y tembló en Indonesia (6.4 grados) y en Kodiac, Alaska (7.9 grados).

El 6 de febrero un sismo de 6.4 grados en Taiwán dejó 17 muertos y al menos 180 heridos; el 13 de febrero dos temblores de 4.9 y 5.7 sacudieron Guam.

El 16, a las 5:30 de la tarde, un sismo atípico de 7.2 grados sorprendió a los vecinos de la costa de Oaxaca y la Costa Chica de Guerrero, con epicentro en tierra, oscilatorio y de reversa; es decir, que la placa de cocos que subduce en la placa norteamericana, se recorrió hacia atrás.

Ante la escasez de información están fluyendo otras teorías, como la que relaciona la actividad solar con lo que sucede en la tierra. Y aunque muchos prefieren desoír estos argumentos, debemos comenzar a ponerles atención. ¿Por qué el sol no habría de influir en la tierra, si es nuestra estrella central? Todos sabemos que la luna, por ejemplo, influye en la tierra, desde sus fases hasta sus eclipses, mucho más el sol, que hace años está lanzando llamaradas solares y presenta hoyos coronales de donde salen vientos hacia la tierra, que llegan e impactan a alta velocidad sobre el planeta.

Si nos fijamos, previo al sismo del 16 de febrero, el sol tuvo una explosión solar tipo M, con eyección de masa coronal. En septiembre, comparativamente hablando, el sol tuvo una explosión tipo X, la más alta en su escala, y lo que tuvimos fueron 2 sismos letales.

Al registrarse una explosión solar, no significa que forzosamente vaya a temblar, pero sería una de las condicionantes para que un movimiento telúrico ocurra.

Por lo tanto, conectémonos con los sitios que le dan seguimiento a la actividad del sol. Es nuestra obligación y la de los gobiernos, saber cuándo estamos en riesgo de un sismo y emitir la alerta correspondiente, no para asustar, sino para prevenir. Por ejemplo, urge que las familias tengan rutas de evacuación, tengan kits de emergencia y en general estén preparados para cualquier evento. La finalidad de todo esto no es evitar los sismos que, como ya vimos, no son algo que se pueda prevenir, sino evitar en lo posible muertes de persona.

Gobiernos que no estén metidos en la prevención, rayan en la irresponsabilidad. Porque como ya se dijo el año pasado, en 2018 los sismos se incrementarán, en frecuencia, intensidad y duración.

0 15

SOS COSTA GRANDE

(Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Diputados federales pidieron la salida del líder del tricolor, Enrique Ochoa Reza. Lo detestan, dicen. No sólo por la manera en que ha dirigido el partido, desde 2016, cuando reemplazó a Manlio Fabio Beltrones, sino también por la manera en que cooptó al candidato presidencial, José Antonio Meade Kuribreña, junto con Aurelio Nuño Mayer, el coordinador de la campaña priísta, y lo condenaron a la derrota.

Pero, sobre todo, porque Ochoa Reza y Nuño Mayer vienen manipulando los escenarios políticos en estados, distritos y municipios, siguiendo la lógica de los amigos y compadres, sin darle lugar para nada a los ajenos, aliados,

Pero los adversarios con quienes están sosteniendo una política de cobro de facturas. Estos, no teniendo opciones en el tricolor, están comenzando a emigrar hacia el Morena.

Recordemos que el diputado federal Otoniel García de Durango, anunció el martes pasado su renuncia al PRI y su incorporación al partido Morena. Y éste es el inicio de una anunciada desbandada de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados. Ya que ante la imposibilidad de lograr candidaturas dentro del tricolor, al menos seis diputados federales podrían anunciar su salida en las próximas horas, tales como Sara Latife, de Quintana Roo; Nancy Sánchez, de Baja California; Bárbara Botello, de Guanajuato; Fernando Moctezuma, de Hidalgo y Víctor Manuel Silva de Michoacán.

Aunque la rebelión es mayor, dicen, un grupo de al menos 40 legisladores es el que se ha confrontado al hoy coordinador de la bancada, Carlos Iriarte Mercado, quien tiene escasas posibilidades de apaciguarlos o retenerlos, pues no  está en sus manos garantizar candidaturas, ya que el partido está cerrado a esas opciones.

Al sumarse a Morena, la bancada del partido lópezobradorista pasaría a ser la segunda fuerza política en San Lázaro, pues ya cuenta con 50 curules, dos menos que el PAN.

Esta es la razón, dicen analistas, por las que el partido lópezobradorista será el último en definir a sus candidatos, porque está en espera de la cosecha de liderazgos del PRI y del PAN, para reventar a estos dos partidos desde su raíz.

Claro que el Morena tiene sus propios conflictos internos. Por ejemplo, en Guerrero no acaba de cuajar la alianza con el PT y con el PES, sobre todo porque el partido rojo, bajo la dirección de Victoriano Wences Real, se niega a seguir la pauta marcada por Morena desde el inicio, relativo a la equidad de género, porque da el caso que donde Morena ya nominó mujer, los petistas y pesistas quieren hombre, sin entender que de aceptarse esto, se modificarían los escenarios generales y sería el cuento de nunca acabar.

El PT tiene la opción de  nominar mujeres, pero están montados en el macho y exigen que se respeten unos supuestos acuerdos nacionales, que indican que primero cada partido elegirá a sus propuestas y posteriormente se medirán entre aliados, tal y como está tratando de hacer el MC en Acapulco, con el PRD y el PAN.

Volviendo al tema, decíamos que Ochoa Reza tiene sus días contados en el PRI. Su fracaso como líder es evidente y la intromisión del presidente Enrique Peña Nieto le imprime mucha más presión. La exigencia del retiro de Ochoa es una condición para que los liderazgos claves en varios estados de la República permanezcan; de lo contrario, la amenaza es la disidencia.

Lo cierto es que Ochoa Reza ha tomado al partido como su personal concesión, y les ha dado atole con el dedo a los inconformes, pues primero les prometió candidaturas, para luego dejarlos colgados de la brocha.

Dentro y fuera del PRI las críticas contra el despotismo de Ochoa Reza ha sido la constante; y así como el partido se equivocó en la selección de su candidato presidencial, erró al elegir al dirigente nacional. Se equivocó si pensamos que el objetivo era fortalecer al partido y garantizar su permanencia en Los Pinos; si no, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hizo las mejores elecciones hacia su propia ruina y la de su partido. Tal vez por eso en las últimos días se le ha visto con semblante demudado.

La campaña comenzará a finales de marzo con el PRI a la cola y tal vez diezmado en una forma peor que como lo dejó la candidatura de Roberto Madrazo en 2006. Lo sentimos por Meade, quien comenzó algo fresquito la precampaña, y terminó muy vapuleado, amén de que la enfermedad que padece, el vitíligo, se le acrecentó, lo mismo que su calvicie. Para colmo, el PRI, en lugar de ayudarle, le ponen piedras insalvables. Pobre hombre.

0 17

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

A propósito de que estamos ante un cambio de gobierno –es un decir, estimado lector, porque en Zihuatanejo corremos el riesgo de repetir con Gustavo García Bello, si nadie lo impide. Pero sean quienes sean los candidatos de todos los partidos y gane quien gane, es hora de que como ciudadanos (y sobre todo el mensaje es para los ciudadanos organizados de todos los sectores), vayamos exigiendo de que a nuestro municipio lleguen políticos improvisados, o gente que aunque ha estado en la política por años, o que tienen alguna carrera profesional, eso no significa que estén debidamente capacitados para dirigir los destinos de un municipio como Zihuatanejo, el tercer municipio más importante del estado, por su contribución económica, por cierto.

El que los partidos elijan a sus candidatos en función de intereses de tribus y personales, es de entrada una desgracia. El que las tribus estén exigiendo cuotas de poder, es lamentable. Pero lo más grave será que no se elijan a los candidatos por sus capacidades administrativas y de gestión, que es lo que realmente necesitamos en los municipios, no payasos de feria, tipo el Varguitas de la película La Ley de Herodes. Y es que antes se acusaba al PRI de empoderar repetidamente a estos personajes, que resultaban ser populares y manipulables, pero da el caso que este problema ya es un mal endémico de todos los partidos políticos, sobre todo del PRD.

Aquí, si bien nos va, el partido amarillo nominará a una mujer que ya tiene tiempo formada en la cola de las tortillas. Pero si nadie se apiada de nosotros, repetiremos, decíamos, tres años más con “ya saben quién”, y tendremos más de lo mismo.

Pensamos como ciudadanos que no hay nada que hacer, más que aguantar, pero no es así. Hay instrumentos administrativos que nos permitirían tener un mejor municipio, lo cual inicia por tener un mejor gobierno. No es lo uno sin lo otro. De ahí la importancia de elegir a nuestras autoridades con toda conciencia y rigor. Ser capaces de decirle al amigo, al compadre: Con la pena, pero no tienes capacidad para dirigir este municipio.

Porque la verdad, amable elector, Zihuatanejo no es una comisaría  o una delegación. No se puede manejar con los mismos criterios nepóticos y despóticos que cualquier otro municipio puede soportar, y mucho menos podemos tener a improvisados amasando fortuna, sin entender que la política y el servicio público son para mejorar la vida de las mayorías.

Por ejemplo, y lamentablemente, Zihuatanejo no forma parte del programa “Agenda para el Desarrollo Municipal”. Se entra ahí de manera voluntaria, y en el listado de 2017 sólo figuraron 7 municipios de Guerrero, teniendo en conjunto una calificación de 8. Demasiado pobre, pero lo peor es que apenas 10 por ciento de los municipios existentes se preocuparon por adoptar esos instrumentos de medición de sus gestiones.

Isahaí Abraham Vázquez Molina, asesor en la materia, expone: que “todo gobierno con vocación municipalista, debe ser sujeto a la evaluación de sus funciones; debe estar inscrito en un programa federal llamado Agenda para el Desarrollo Municipal, que no es más que la unión de las sinergias en las gestiones para sacar adelante al municipio, mediante la calificación obtenida al momento de la evaluación por los servicios políticas públicas y beneficios reflejados en la ciudadanía. Los ejes a calificar son educación, salud, desarrollo social, seguridad pública y bienestar social”.

Él plantea que este programa podría ser un instrumento para medir a todo gobierno, sobre todo a los que desean reelegirse. “Si cumple, ya está del otro lado y se ve reflejado en un mejor entorno para vivir y convivir; si no, que le vaya bien en sus nuevas actividades personales”.

Agrega: “El propósito general del programa Agenda para el Desarrollo Municipal (ADM) es fortalecer las capacidades institucionales de los municipios a partir de un diagnóstico de la gestión, así como la evaluación del desempeño de sus funciones constitucionales, con el fin de contribuir al desarrollo y mejora de la calidad de vida de la población. También es una metodología viable para tener una radiografía del municipio, ver reflejadas las políticas públicas locales, las acciones de gobierno y los beneficios a la población. No es solamente lo que diga yo como alcalde, no es lo que diga la gente, no solamente de obra pública se ayuda a la ciudadanía, también hay otros asuntos por tratar”.

Cabe agregar que esta evaluación la llevan a cabo Instituciones educativas como el Tec de Monterrey, tecnológicos, universidades públicas y privadas, entre otras”.

En la agenda del año pasado, no figuran ni Zihuatanejo, ni Acapulco. Están Chilpancingo, Iguala y otros pequeños como Ayutla, Tixtla, Apaxtla, Eduardo Neri y Juan R. Escudero. Fatal.

0 15

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Justo al cierre de las precampañas presidenciales, nuevamente el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, dio la nota del día, que vino de algún modo a confirmar lo que ya se ve reflejado en la pobre calificación del candidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña.

Como si fuese un tardó “mea culpa”, o si se quiere un dejo de honestidad, De la Madrid dijo: “Hay que reconocer, en el PRI ha habido desviaciones. Ha habido gobernadores que son vergonzosos, que son verdaderamente un motivo de vergüenza, no solamente para los priistas sino para los mexicanos”.

Esto lo dijo De la Madrid precisamente tras participar en el cierre de precampaña del precandadito tricolor José Antonio Meade Kubireña.

El titular de Turismo quiso deslindar al candidato presidencial del PRI de los errores de este partido, principalmente de los casos más sonados, encabezados gobernadores como los Duarte de Veracruz y Chihuahua, Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas, entre otros. Lo que logró, sin embargo, fue poner la nota de color del día, y una especie de broche de oro para un cierre de campaña en donde Meade quiso ser y no pudo.

Su última frase célebre, la del “Yo mero”, se convirtió en un río de memes, recordando precisamente a los ex gobernadores. Meade le respondió a Tatiana Cloutier por Twitter, pues cuando el abanderado priísta cuando decía que México merece un gobierno honesto y visionario, entre otros atributos, la hija del finado sinaloense Manuel Cloutier, le dijo: “¿A quién propone?” En un arranque de picardía y brillantez repentina, Meade respondió por el mismo medio: “Yo mero”.

Esta frase ranchera en boca del educadito Meade, parecía fuera de lugar, y se convirtió en nota porque era obvio que Tatiana había resultado burlada. Sin embargo, al paso de las horas, el “Yo mero” se tradujo, decíamos, en un bumerang.

Decía uno de los memes divulgados: “¿Quién era secretario de hacienda cuando estos gobernadores es robaban fortunas? (se mostraban los rostros de todos ellos) En respuesta, con su consabida sonrisa un tanto desorientada, Meade respondía: “Yo mero”. Y así sucesivamente.

De la Madrid viene justamente a dar el cerrojazo a este trending topic en las redes sociales.

Otro que dio la nota este fin de semana fue el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza. Al referirse a los priístas que se han trasladado al Morena, los llamó PRIetos. Pero fue más allá de la prudencia cuando les gritó en un mitin en Tabasco: “A los prietos de Morena les vamos a demostrar que son prietos, pero ya no aprietan”. ¿Qué tal? Parece que Ochoa Reza, alias “Clavillazo”, estaba pensando en otras cosas, y no precisamente en los tránsfugas de su partido.

Más tarde, Ochoa Reza tuvo que pedir disculpas, pues su mensaje a los “Prietos”, sonó a insulto racial.  Dijo: “El día de hoy en Tabasco me referí a los priístas que se han pasado a Morena como PRIetos. Mi comentario jamás fue referido a las personas que tienen mi mismo color de piel, del cual me siento muy orgulloso. Ofrezco una sincera disculpa. Esta campaña será de propuestas y unidad”. Jejeje.

Pero lejos de calmar a los prietos indignados de este país, Ochoa Reza lidiaba en el inicio de semana con la exigencia de miles de ciudadanos para que renunciara al liderazgo del PRI.

Bien dice la Biblia, que en la lengua tenemos el poder de la vida y de la muerte, y el que ame sus frutos, comerá de ellos. Tanto Ochoa Reza como Meade y De la Madrid, pasarán a la historia por estas frases  que pretendieron ser brillantes, y que acabaron convirtiéndolos en proverbio.

0 17

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Cerró la precampaña presidencial, ayer domingo 11 de febrero. Esto no significa que no oiremos de guerra y tambores de guerra entre los adversarios, sino todo lo contrario. Serán 40 días en donde los precandidatos dejarán de recorrer el país, pero desde la comodidad de sus poltronas y oficinas, pero sobre todo mediante sus redes sociales (Facebook y Twetter, principalmente), y a través de sus partidos, continuarán incidiendo en el escenario político nacional, en espera de que la carrera arranque, el 30 de marzo próximo.

En lo local, el proceso interno todavía prosigue e incluso en abril aún se estarán haciendo algunos trámites, para dar inicio la campaña de diputados locales y ayuntamientos.

Por ejemplo, la de diputados locales comenzará el 27 de abril para concluir el 27 de junio, mientras que la de ayuntamientos comenzará el 19 de mayo, hasta el 27 de junio.

La veda electoral total para funcionaros y gobiernos será del 29 de abril al primero de julio, día de la elección. Pero como la campaña federal inicia a finales de marzo, la veda comienza desde esta fecha, en realidad. En total, serán tres meses de silencio gubernamental, en los que solamente se emitirán mensajes de educación, salud y protección civil. E incluso estará prohibido distribuir programas sociales, de ahí que lo que se alcance a hacer de aquí a finales de marzo, bueno; lo que no, tendrá que hacerse hasta pasada la elección, como ha sucedido en otros procesos electorales.

Es por eso que aún sin tener claro qué sucederá con los ayuntamientos que entreguen fertilizante gratuito a los campesinos, estos ya están acelerando la entrega del insumo, no sin preocupación, pues varios de ellos ya anunciaron de que en caso de que la Sedesol no cree el programa correspondiente para solventar ese cuantioso gasto, se manifestarán.

El mensaje es claro, porque en caso de que la Sedesol no resuelva este conflicto que sucedió tras eliminar diversos programas, entre ellos el de Huertos Familiares, como parte de una reestructuración y modernización de la administración federal, entonces el voto será en contra.

Por lo tanto, de ahí el optimismo del titular de la Sagadegro, Juan José Castro Justo, quien mandó a decir desde mediados de enero a los alcaldes que no se preocuparan por la solventación de los dineros, pues ya se hallaría alguna solución. De sobra está decir que el PRI y en general todos los partidos, simplemente no pueden darse el lujo de suspender la entrega del fertilizante, y mucho menos dejarla para pasada la elección, por lo que más que las obras, están acelerando y entregando por adelantado el insumo a los campesinos, a sabiendas de que el voto rural es el que hace la diferencia en las elecciones.

Volviendo al tema de los ya nominados candidatos de las tres principales coaliciones electorales en el país, nos quedaremos con lo que fluya a cuenta gotas en los medios formales, los cuales vinieron a ser severamente regulados, pero apueste usted, amable lector, que las redes sociales estarán inundadas de mucha basura y cero propuestas.

Es decir, que nos dieron gato por liebre, porque mediante la mentira de regular las campañas anticipadas, nos dejarán expuestos a la basura de las redes, donde veremos memes de todos los precandidatos, los mensajes altisonantes de muchos internautas falsos que en realidad forman parte de los archivos oscuros de los partidos. Esto, según, por la gratuidad de las redes, que no son tales, porque algún precio se deberá pagar por ello y no será barato.

Por lo tanto, en lugar de tener una campaña formal, aunque sea adelantada, tendremos una anticampaña en redes, muy al estilo de ese sucio proceso donde fue electo el candidato estadounidense, Donald Trump, el cual vino a despertar todos los demonios de los americanos, sobre todo el del racismo, consecuencias que están pagando nuestros paisanos migrantes.

Por ejemplo, Margarita Zavala, a falta de propuestas, tiene ya tiempo encabezando una muy oscura campaña en contra de López Obrador, calificándolo de todo, hasta de loco, cuando el verdadero loco esquizofrénico con personalidad homicida fue su marido, Felipe Calderón Hinojosa. ¡Caray!, la esposa de un pirómano, llamando a los bomberos. Lamentable.

0 25

SOS COSTA GRANDE

(Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Jaime Rodríguez El Bronco lo negó; pero ayer, desde el vecino Michoacán, el guerrerense ex perredista Armando Ríos Piter, El Jaguar, lo confirmó: los precandidatos independientes trabajarán en la ruta de una candidatura común, a sabiendas de que solos no ganan ni carrera para su casa, porque si nos atenemos a las encuestas de verdad que están para llorar.

La que está un poco merjorcito de todos, es la ex panista y mujer del ex presidente Felipe Calderón, con apenas 8 puntos de preferencia electoral, contra 3 y 3 del Bronco y del Jaguar.

Juntos harían un modesto 14 por ciento, que aún queda lejos del 22 del priísta Meade, del 26 del panista Anaya, y demasiado lejos, tres veces abajo, del morenista Andrés Manuel López Obrador.
La ideota de la candidatura única independiente no es nueva. En realidad viene desde que se trazó este plan de competencia electoral. Es parte, digamos, de la recomposición política, para seguir iguales. Algo así como cambiar para que nada cambie.

Pero fue el 30 de enero de este año, cuando Armando Ríos Piter, el más inquieto de todos los independientes, lanzó un llamado a sus homólogos para que se sentaran a pactar una candidatura única.

Escribió en su cuenta de Twetter: “Con las últimas encuestas, es claro que urge una candidatura independiente única que pueda competir por la Presidencia de México. Le digo a @JaimeRdzNL y a @MZavalagc que estoy dispuesto a platicar de inmediato y pensar en una plataforma común”, escribió el senador con licencia”.

“Es claro que urge una candidatura independiente única”…con base en las últimas encuestas. El Jaguar tiene muy claro que ninguno de los independientes tiene futuro. Margarita lo tuvo pero dentro del PAN; una vez que se salió el partido que llevó a su esposo a  la Presidencia de la República, entró en el mar de la incertidumbre y a pesar de la campaña negra que aún está lanzando en contra del morenista Andrés Manuel López Obrador, de su ex correligionario, Ricardo Anaya Cortés, y desde luego del priísta José Antonio Meade, no sólo no levanta, sino que ha caído estrepitosamente a 8 puntos de popularidad.

El planteamiento lo hizo Ríos Piter aun antes de alcanzar el número de firmas que exige el INE para garantizarles el registro, con lo que demuestra que su finalidad nunca fue competir realmente, sino construir un escenario independiente y, por lo tanto, alternativo, pero que por ahora “dado el resultado de las encuestas”, trabajará para fortalecer al sistema que nos gobierna e impedir cualquier cambio, pues todos los que dejaron los partidos, por angas o mangas, saben que no son los tiempos para que en México prospere una propuesta de esta naturaleza.

Vamos, ni siquiera López Obrador, teniendo la red de Morena independiente al PRD, optó por esta línea, y tras la elección de 2012 determinó convertirlo ese movimiento nacional en un partido político, porque ésta es la única manera de crear un esqueleto sólido y garantizar la continuidad del mismo.

Lo mismo hizo Cuauhtémoc Cárdenas, tras el fraude de 1988. El gran frente democrático que aglutinó a partidos enanos y organizaciones civiles, tenía que tener un cauce y esto dio inicio al nacimiento del Partido de la Revolución Democrática, que, desafortunadamente, ya está desdibujado, a pesar de que costó sangre, sudor y lágrimas construirlo.

Tener una estructura política debidamente protocolizada, permite, decíamos, darle continuidad a los planes y proyectos que encarna. Contrario a lo que sucedería con un movimiento independiente, que vivirá hasta que el líder lo decida.

En el PRD, la salida de Cárdenas no implicó la desaparición del PRD. Tampoco la salida de AMLO. Se debilitó un tanto, y quizás hasta cambió de metas y alcances; incluso podemos afirmar que se transformó para mal, pero no desapareció.

Por lo tanto, Ríos Piter tiene claro que una golondrina no hace verano, y que aún en el plano independiente, tienen que reagruparse. Ayer, anunció que, en efecto, están trabajando en una candidatura común: “Una vez que terminemos el proceso de búsqueda de firmas podamos encontrar un espacio para tener una plataforma común que nos permita tener una candidatura única a la presidencia de la república por la vía independiente. Me interesa ser quien encabece ese esfuerzo”, señaló. El encuentro podría darse en marzo, en Aguascalientes. ¿Qué tal?

0 25

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

La encuesta divulgada ayer por El Financiero, muestra un crecimiento de 4 puntos porcentuales de Andrés Manuel López Obrador, sobre la medición de la semana anterior, que presentó El Universal, que lo ubicó a 32 puntos.

Los demás, el panista Ricardo Anaya, también creció 4 puntos, pues antes estaba en 22 y ahora se muestra en 26 por ciento. Asimismo, creció el priísta José Antonio Meade Kuribreña, quien pasó de 16 puntos, a 22.

Sin embargo, los opositores al candidato de Morena no crecen como debieran, y AMLO no decrece como quisieran.

Eso está generando forzosamente otro escenario, que es el de los candidatos independientes. Hasta ahora, solamente dos han alcanzado las firmas que demanda el INE para considerarlos como candidatos. Se trata del senador guerrerense Armando Ríos Piter, y del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, quienes ayer se reunieron en la Ciudad de México, presumiblemente para una charla entre amigos, pero la verdad es que están fraguando una candidatura independiente única, que contará con el apoyo del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

De hecho, no es sólo Felipe el interesado en contener a López Obrador, sino todo un sistema político y empresarial al que no le conviene un cambio en México.

La mala noticia para todos es que tras 12 años de inseguridad, y un mayor grado de empobrecimiento, el pueblo mexicano parece que perdió el miedo. Ante la falta de temor, aspecto que catapultó la campaña de Felipe Calderón en 2006; y también ante la falla del PRI en la pacificación del país, pero sobre todo en el albazo económico de las reformas estructurales, sobre todo la energética, los mexicanos ya no tienen nada que perder. Al contrario, anhelan un cambio. Sólo los más apegados al sistema no lo quieren ver así.

López Obrador está en el nivel de popularidad de octubre del año pasado. Lo mismo sucede con el precandidato panista. Ambos descendieron en noviembre, cuando el candidato del PRI fue nombrado. Entonces se movieron las piezas del ajedrez y hubo algunos ajustes, que para este enero prácticamente se desbarataron, haciendo una recomposición del ajedrez político.

De los independientes, todos cayeron. En noviembre pasado, Margarita Zavala estaba a 16 puntos de la preferencia electoral, aún a pesar de su salida del PAN, cuando era la que estaba en el segundo sitio, pisándole los talones a López Obrador. Margarita cayó de 16 puntos en noviembre de 2017, a 8 puntos en febrero de este año.

El Bronco y Ríos Piter también se desbarrancaron de 8 puntos en promedio, a 3, lo cual ya es de por sí una mala noticia para ambos, pues ante la decisión de una candidatura de unidad, ni todos juntos podrían dar una batalla digna.

Para colmo, vienen las intercampañas. A partir del día 15, comienza el periodo de sequía electoral, hasta que inicie la campaña constitucional. Será cosa de dos meses en que los candidatos, ya ungidos por sus partidos y coaliciones como tal, tendrán que hacer un receso, como lo marca la nueva ley electoral.

Esto es fatal para Meade, por ejemplo, quien apenas se estaba dando a conocer, y para quien la precampaña fue insuficiente para recorrer todo el país y aumentar el conocimiento sobre su persona y su propuesta.

Habría que revisar qué sí podrán publicar los precandidatos, y si la prohibición incluye a los partidos. Además, qué tanto podemos cubrir los medios, porque recordemos que la información debe seguir fluyendo, y que una veda total de información de asuntos políticos sería grave, pues de entrada se estaría violando la libertad de expresión.

El INE, por lo pronto, ya dijo que en el periodo de intercampaña, no se podrá promover el voto.

Quedan abiertas las redes sociales, por ciento, y el INE ya firmó un acuerdo con Facebook, pero sin incluir la regulación de las campañas negativas.

Todo se pone interesante. La experiencia dicta que a partir de febrero las cosas se reacomodan. Así sucedió en 2006, cuando Felipe Calderón se catapultó, infundiendo miedo entre la población. En 2012, lo mismo hizo AMLO sobre Peña Nieto, aunque no le alcanzaron las canicas porque tuvo que remontar la impopularidad de un partido, el PRD, que estaba a 8 puntos de posicionamiento electoral, y que gracias al efecto Peje, logró aumentar 17 puntos en un breve lapso. En resumen, el PRD fue un lastre para López Obrador. Hoy que va con un partido propio, diría el publicistas de Calderón, “El Peje”, está imparable.

0 24

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Las candidaturas plurinominales del Morena fueron definidas el fin de semana mediante una tómbola, el clásico método donde “la suerte” dicta su última palabra, pero que es considerado por los dirigentes como el método más democrático que existe en el espectro político.

Este asuntillo de la “tómbola electorera” se ensayó en la elección de 2015, con resultados poco afortunados, pues la suerte recayó en personajes grises, por decir lo menos, que no le abonaron al partido.

Siempre nos preguntamos por qué Morena eligió la “tómbola” como un método de definición de candidaturas, en lugar de tomar decisiones con base en el posicionamiento social de los aspirantes, como se debe, pues cada partido debe premiar a los buenos ciudadanos, a los que gocen de mejor reputación, pero que también sean conocidos por su aportación social a la comunidad.

Todo lo contrario, la “tómbola” del Morena le deja a la suerte la tarea de selección que deben hacer los órganos internos del partido, en aras de enviar a la arena electoral a personajes idóneos, competitivos electoralmente hablando.

Al contrario, con el señuelo de que la “tómbola” es el más democráticos de los métodos, el Morena hizo primero asambleas distritales para elegir a los que participarían en este reparto, con lo cual ya hubo un primer rasuramiento. Es decir, que es falso que en Morena cualquiera pueda ser elegido, sino que primero hubo una depuración, para que no todos los afiliados tuvieran acceso a este beneficio.

Lo ideal, entonces, hubiera sido una especie de sorteo público, en donde se elijan a los aspirantes de entre el listado nominal del partido, no de los asistentes al sorteo únicamente. De no estar presente la persona, simplemente se le daría la buena noticia vía telefónica, para que prepare sus maletas para la elección.

Así las cosas, en por lo menos cuatro estados hubo reyertas y pleitos, patadas y manotazos, de inconformes con el sorteo de cargos plurinominales, que no son muchos.

Las asambleas distritales en donde se eligió a los diputados federales, por ejemplo, también estuvieron manipuladas, y lo mismo se hará con las asambleas municipales, que tendrían lugar este lunes. ¿Por qué lo decimos? Porque, primero, no se les publicitó. Los militantes no supieron de estas reuniones y a pregunta expresa el argumento fue que no se hizo una convocatoria masiva, para que no ingresaran los militantes recién afiliados, sino que se tomarían las decisiones con el padrón viejo del partido.

¿Qué significa esto? Que se usó el primer padrón, el cual elaboraron los fundadores del partido, con base en su propio trabajo de campo y que, obviamente, incluye a gente que los conoce y de alguna manera responde a sus intereses y necesidades.

Pero, ojo, no entraron los recién afiliados al partido, a partir del trabajo de los aspirantes a las coordinadores municipales y distritales, y que deben ser hartos, porque los trajeron desde agosto pasado haciendo la talacha casa por casa, y se entiende que le padrón creció exponencialmente, albergando a gente de todos los estratos económicos.

Aguas, porque esto puede albergar un control de militantes que afectará a los aspirantes directamente, mientras beneficiará a los interesados en que los cargos no se le vayan de la mano. Porque en las asambleas es el voto de la mayoría la que define las candidaturas, aunque se diga que todos se haría con base en encuestas.

Por lo tanto, podemos concluir que los del  Morena nos quedan debiendo en materia democrática. Que pretendiendo darnos lecciones de que no toman decisiones de cúpula, recurren a otras argucias, como las asambleas de militantes controladas, tipo VIP.

0 28

SOS COSTA GRANDE

(Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Hay un debate en ciernes en torno al dinero que se le transfiere a los estados, a través del Ramo 23, de parte de la Federación. Este debate comenzó en Chihuahua, donde el gobernador Javier Corral, de origen panista, está convocando a una marcha de la dignidad, para denunciar que el gobierno de Enrique Peña Nieto le retuvo recursos del Ramo 23, como castigo por haber revelado desvío de recursos del ex gobernador César Duarte que, para infortunio del PRI, el hilo del dinero condujo a la sede nacional del tricolor, en tiempos de Manlio Fabio Beltrones y, desde luego, a la Secretaría de Hacienda, en tiempos de Luis Videgaray y del abanderado tricolor, José Antonio Meade.

Lo cierto es que el Ramo 23 es una bolsa que se aparta la Federación, para destinarla a las entidades federativas de manera global y discrecionalmente; es decir, a ojo de buen cubero, pues no existe un tabulador real que permita decidir por qué a un estado se le asigna tal o cual cantidad.

El Ramo 23 es conocido como de “Provisiones salariales y económicas”. Actualmente tiene 17 programas de inversión, dado que con la revisión de 2016 le fueron eliminados 13 y otros reducidos. Tiene como uno de sus objetivos otorgar recursos a entidades federativas y municipios a través de fondos específicos. El único requisito es que los gobiernos de estos dos niveles firmen un convenio ante Hacienda, para su transferencia. Sin embargo, esto se hace discrecionalmente, no con base en necesidades, sino con base en la habilidad gestora del gobernador en turno, o bien siguiendo la base que ya se tiene históricamente.

Para darnos una idea, en total para el 2017, la Cámara de Diputados aprobó 93 mil millones de pesos, a distribuir por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a las entidades federativas y municipios.

Este oscurantismo fiscal hace que el Ramo 23 funcione como “caja negra” de recursos que Hacienda tiene la capacidad de aprobar y adecuar para entregar a los estados de forma discrecional. Pero, además, porque incrementa el saqueo de los gobiernos estatales. Es grave este problema, al grado de que agrupaciones civiles y empresariales han firmado pronunciamientos en contra del Ramo 23, porque se asegura que esos programas de inversión son usados políticamente para premiar o castigar  a gobiernos estatales. Este fondo puede aumentar o disminuir también sin motivo aparente, pues está sujeto a excedentes disponibles, pues se trata de recursos distintos a los que se asignan a cada dependencia federal.

Recordemos que en 2017, el gobierno federal sometió a revisión todos los programas de inversión. En total, 13 programas presupuestarios fueron eliminados; otros fueron modificados, incluido el Fondo Sur-Sureste (Fonsur), que era uno de los que más proveía a Guerrero, con cerca de 1,500 millones de pesos, reduciendo drásticamente su financiamiento.

También el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal fue reestructurado, eliminando los programas de inversión que duplicaban funciones o bien que no eran utilizados por los gobiernos.

En contraste, con dicha revisión se integraron 11 programas de modalidad “Específicos” a la estructura programática del Ramo 23, con los cuales se cubrirán diversos requerimientos de previsiones salariales, provisiones económicas y regulación presupuestaria, entre ellos los de liquidación de personal, que por no tenerse puso a las administraciones municipales y estatales en quiebra porque fueron demandadas por despidos injustificados.

Estos programas nuevos son: 1) Reasignaciones presupuestarias entre dependencias y entidades; 2) Terminación de la Relación Laboral; 3) Regularización contable y compensada (Ingresos Excedentes); 4) Concentración de Recursos por Conversión de Plazas; 5) Medidas de Racionalidad y Austeridad Servicios Personales (Seguridad Social); 6) Medidas de Racionalidad y Ahorro Congelamiento de Plazas (Vacancia); 7) Reasignaciones Presupuestarias Ajuste del Gasto Público Gasto de Inversión; 8) Reasignaciones Presupuestarias Ajuste del Gasto Público Subsidios; 9) Reasignaciones Presupuestarias Ajuste del Gasto Público Gasto de Operación; 10) Fideicomiso para la Infraestructura de los Estados; y, 11) Bienes que pasan a ser propiedad del Gobierno Federal.

Nuestros gobiernos municipales y el gobierno del estado, ya deberían estar operando bajo este nuevo esquema.

Los cambios redujeron programas y, por ende, la cantidad de recursos disponibles. Por ejemplo, mientras que el PEF-2016 aprobó 141 mil 663.3 millones de pesos para el Ramo 23, distribuidos entre 30 programas, en 2017 el presupuesto de egresos contempló únicamente 93  mil 606.2 millones de pesos, para distribuir a estados y municipios con base en 17 programas presupuestarios, entre ellos el Fonden, que a pesar de que se requería incrementar su base presupuestal, se redujo, impactando severamente a estados y municipios. Y aunque los que se oponen a la existencia de este fondo para estados y municipios piden que el Ramo 23 se elimine o se modifique, lo cierto es que habría muchas mayores dificultades si no existiera. Lo que sí debe afinarse es la fiscalización de estos recursos, porque realmente eso es lo que está fallando, como sucedió con el Fonsur, que fue casi eliminado porque los gobiernos estatales lo manejaban a su antojo y sin rendir cuentas.

Es la corrupción, la falta de transparencia y la impunidad, el verdadero problema en México, no la disponibilidad de recursos.

0 26

 (Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Morena completó ayer miércoles su proceso de registro de precandidatos. Comenzó el martes con los registros para diputados locales, y concluyó con los registros de precandidatos a ayuntamientos.

Sin espavientos, como en el PRD y el PRI. Sin bandas de chile frito ni ruidosas alzadas de mano, cada uno de los precandidatos y precandidatas fueron a la sede de su partido para cumplir con el requisito de registro, en espera de la decisión del partido, a través de encuestas, según se dijo.

Esto se hará primero de manera interna, y posteriormente los seleccionados en Morena se medirán con los aliados del PT y PES, excepto donde se logren candidaturas de unidad.

Ha sido un largo camino en este partido. Desde agosto pasado, posterior a la celebración del consejo nacional del partido, mujeres y hombres comenzaron a moverse por las coordinaciones. Pero el entusiasmo derivó pronto en desencanto, una vez que los líderes del Morena en Guerrero dividieron al partido en tres partes, disputándose las coordinaciones en distritos y municipios.

En algunos cuantos lograron la unidad, pero fue insuficiente para compactar a Morena hacia candidaturas sólidas. Todo lo contrario, la unidad en el partido lópezobradorista se antoja endeble en la mayor parte del territorio estatal, no sólo considerando los desacuerdos internos, en parte sembrados por los líderes, sino también a los aliados del PT y del PES.

Sobre todo el Partido del Trabajo quiere piso parejo para sus propuestas, e incluso está abierto a nominar a morenistas a los cargos en los distritos y municipios que le toquen en el reparto, pero por su cuenta, no por imposición de los jefes del Morena.

En esto tiene razón el PT, porque no se trata de llegar a avalar lo que está haciendo el partido que encabeza la alianza, como antes sucedía, sino que los aliados tengan sus propios espacios.

Esto no ocurre sólo en la alianza lópezobradorista. De hecho, desde 2015, en la alianza PRI-Verde, éste partido exigió sus propios espacios, pues dio por terminada la etapa de la suma sin condiciones, de modo que los tricolores tienen que trabajar por el verde en sus cotos, mientras que esto trabajan por los tricolores.

En la coalición “Juntos haremos historia”, hay un pero que puede derivar en ruptura sino se maneja correctamente. Sobre todo conociendo las pasiones que son alimentadas por los propios líderes de los partidos, quienes hicieron recorridos por separado, cada uno con sus propuestas, sembrando una clara división.

Pero si hacia dentro del partido hay riesgos, decíamos, hacia fuera los hay en mayor medida. Por ejemplo, el PT está haciendo propuestas masculinas ahí donde Morena determinó nominar mujer. En su visita a Guerrero, hace algunos meses, Andrés Manuel López Obrador aclaró que se respetaría la distribución que ya se  hizo de municipios y distritos, con relación a la paridad de género; esto por las presiones que estaban ejerciendo los hombres en las demarcaciones donde se determinó que fuesen mujeres. Pero no se dijo nada acerca de los aliados, los cuales están poniendo sus propias condiciones y han advertido que podrían ir solos donde no se alcancen acuerdos.

Esta tarea de reconciliación dependerá de los coordinadores de la campaña de AMLO a nivel nacional, porque si se lo dejan a los dirigentes del partido en el estado, simplemente terminarán haciendo una carnicería, pues ya demostraron que no están capacitados para ello.

Ayer se anunció que AMLO presentará en estos días a cinco de sus coordinadores regionales. En la primera circunscripción electoral, que incluye los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora, estaría a cargo de Ebrard Casaubón, ex jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Por su parte, Ricardo Monreal tendría como tarea coordinar la campaña lópezobradorista en Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

Veremos a quién mandan para Guerrero, de lo cual dependerá la famosa operación cicatriz.

Noticias al azar

0 37
ELEAZAR ARZATE MORALES PETATLÁN .- Una vivienda se incendió en la colonia 28 de Marzo, del municipio de Petatlán, no hubo personas lesionadas únicamente los...