Editorial

Editorial

0 17

El pueblo, por ignorante peca, y se equivoca

Algo le pasó al belicoso pueblo de Zihuatanejo que de las grandes luchas para evitar la autorización arbitraria de la modificación al Plan Director de Desarrollo Municipal (PDDM), pasaron a los lamentos de la desorganización.

De tal manera que en esta última nota publicada por el reportero Eliuth Ríos Espinoza, no solamente se están exhibiendo como un pueblo desorganizado, sino que también se están exhibiendo como un pueblo ignorante, a pesar de encabezar la reunión de inconformes Ricardo Sotelo Luna, presidente del Consejo Empresarial de Zihuatanejo-Ixtapa (CEZI), personaje que ya ha participado en otras protestas.

Se afirma lo anterior porque este miércoles (ayer), la crónica de Eliuth Ríos Espinoza da cuenta de una reunión sostenida por asociaciones civiles, liderazgos de colonias, cooperativas, comerciantes, estudiantes y maestros jubilados, quienes anunciaron la realización de una agenda común para demandar de forma conjunta un mejor actuar de las autoridades, las cuales consideran que han sido rebasadas por el sentir de la población.

Durante la reunión en comento, por lo menos así lo narra la crónica periodística, los participantes no supieron ser claros, los unos; e ignoraron el tema de sus reclamos, los otros.

Tal es el caso precisamente de Ricardo Sotelo Luna, quien en su participación aseguró que es ilegal e injusto el cobro del Derecho de Alumbrado Público (DAP), puesto que no se sabe en qué se utiliza el mismo, a pesar de que se recaudan varios miles de pesos.

Además, Sotelo Luna aseguró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le entrega el importe el importe, íntegro, de lo recaudado por concepto del DAP, al presidente municipal, y que Gustavo García el Bello se lo gasta a discreción sin rendirle cuentas al pueblo.

Ya al final de su participación, Sotelo Luna arengó a los inconformes para que elaboren y firmen un oficio donde se dé constancia de que el pueblo de Zihuatanejo no está de acuerdo en pagar el DAP, documento que, dijo, se debe de llevar a Chilpancingo para su debida recepción y efectos.

No quedó claro a quien se le habría de entregar tal oficio; sin embargo, eso es lo de menos si se toma en cuenta que no tiene ningún caso, ni surtirá ningún efecto tal propuesta.

Al respecto, vale la pena aclararle a don Ricardo Sotelo que si bien es cierto que carece de legalidad el cobro del DAP, que se le incluye a los recibos del servicio de energía eléctrica, también es cierto que tal dinero se utiliza para pagar, precisamente, el alumbrado público de todas las calles de nuestro pueblo, comunidad o cabecera municipal.

Los inconformes bien pueden argumentar que es obligación del ayuntamiento pagar el alumbrado público como parte de la seguridad; sin embargo, los dineros que administra el municipio también son dineros del pueblo, tema que merece un análisis en particular.

Continuando con el tema del DAP, para conocimiento de don Ricardo Sotelo, el convenio para la retención de ese impuesto lo firma directamente el municipio con la CFE, sin necesidad de pedir autorización a cualquier otra instancia, haciendo valer la soberanía municipal fundada en el artículo 115 de la constitución federal.

Una vez que la CFE recauda el DAP, la paraestatal tiene la obligación de reportarle al municipio el monto de lo recaudado y restárselo al gasto generado por las luminarias instaladas en el alumbrado público; es decir, no lo entrega en efectivo ni directamente a los alcaldes. En todo caso, lo bonifica.

En las ciudades como Zihuatanejo es común que resulte saldo a favor del municipio, por la cantidad de usuarios; sin embargo, por normatividad, la CFE no le puede entregar dinero en efectivo al municipio, de tal manera que la diferencia entre el costo del alumbrado público y el dinero recaudado por concepto del DAP, se aplica para amortizar los pagos de otro u otros servicios con cargo al municipio, como son los sistemas de bombeos de agua potable y los mismos servicios de energía eléctrica de los edificios municipales.

Durante la reunión se tocaron muchos temas, pero todos tienen algo en común: se tienen que analizar detenidamente para que las propuestas no sean desechadas por falta de información y que, por ende, se pierda la pasión por seguir adelante con el movimiento social que ya inició.

ARTÍCULOS SIMILARES

0 11

0 7

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario