Editorial

Editorial

0 108

Pacto de seguridad, ¿tarea de todos?

La propuesta del gobernador para lograr la paz prometida para Guerrero, que será sustentada en el pacto de seguridad por Guerrero, anunciado desde su segundo informe de gobierno, avanza ahora entre el sector empresarial.

Este pacto, recordaremos, estaría listo para mediados de este mes de diciembre, y consiste básicamente en una serie de acuerdos con los diversos sectores sociales, políticos y empresariales de la entidad, para afinar las políticas de seguridad que aplica el gobierno.

Ayer, el mandatario estuvo en Zihuatanejo, donde se reunió con los representantes de la Canirac, Canaco y Canacintra, como un día antes lo hizo con empresarios de Acapulco.

Sin embargo, todavía no queda claro si este pacto servirá para que el gobierno estatal retome el control de los asuntos de seguridad, o si únicamente se hará una especie de decálogo, que se expondrá como petición al gobierno federal para atraer más recursos, tanto humanos como materiales.

De verdad que no vemos cómo un pacto interno entre el gobierno y la sociedad guerrerense, pueda tan siquiera echarse a andar cuando no se tiene autonomía en materia de seguridad, porque no olvidemos que desde 2014, tras la salida de Ángel Aguirre Rivero, la Federación nombró como secretario de Seguridad Pública a un General del Ejército en activo, que continuó cuando Astudillo llegó al poder.

Esto es vital de entenderlo para darnos cuenta de que no importa qué se haga en la base social, porque la decisión final de lo que se haga o se deje de hacer, siempre se tomará a nivel central, y bajará a Guerrero a través de un grupo de coordinación en el que tienen presencia tanto la Marina como el Ejército, el propio titular de Seguridad Pública del Estado, y desde el luego el gobernador.

¿En qué medida esto nos perjudica? En que de algún modo se viola la autonomía del estado de Guerrero, y se le limita al gobernador en la toma de decisiones. Luego entonces, lo que está sucediendo en la entidad, el fracaso o el éxito de las estrategias de seguridad, no depende tanto del gobierno estatal, como del gobierno federal y de las propias Fuerzas Armadas.

En todo caso, es una responsabilidad compartida, y no es justo que Gobernación esté siempre echando la responsabilidad de los fracasos en materia de seguridad sobre los estados, así como sobre los municipios, cuando en el caso de Guerrero estos han tenido muy poco nivel de acción.

Ahora mal, con la puesta en marcha de la ley de seguridad interior, solicitada por los propios militares hace un año, misma que estuvo en la congeladora once meses del año, para desempolvarse en la última semana y aprobarse por la vía rápida, será mucho peor la situación de los gobiernos estatales y municipales. Básicamente estarán acotados en sus atribuciones y por supuesto en su autoridad y capacidad de intervención, porque esa ley le dará al Ejército patente de corso sobre el territorio nacional, y actuarán con base en protocolos secretos, sin tomar en cuenta a nadie más que a su propia línea de mando.

Por lo tanto, no hay mucho que hacer en esta materia, más que pertrecharnos en pactos de autoinformación y autoprotección, para evitar que nuestros territorios sean convertidos en zona de guerra, y que ésta se vuelque contra la población civil.

Por otra parte, las reuniones del gobernador se realizan a puerta cerrada, y no es posible conocer de lleno lo que ahí se habla, salvo lo que trasciende de ellas y que son solamente lineamientos generales, lugares comunes.

El gobernador se reunió el mes pasado con los líderes de los partidos y sus representantes populares en el Congreso local, y todos dieron su aval al pacto de seguridad. Desde luego, presentaron sus propias exigencias, y no podemos olvidar que en el caso del MC y el PRD, hay aspectos muy puntuales que pusieron sobre la mesa, como la remoción del fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez, así como la remoción del propio Pedro Almazán Cervantes.

Habrá cosas que el gobernador Astudillo pueda cumplir, y otras no.

Insistimos: falta conocer en qué consiste el pacto, sus alcances y la manera en que se echará a andar en la entidad, para poder abundar en la materia.

ARTÍCULOS SIMILARES

0 6

0 13

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario